Barrio de La Boca – Buenos Aires

Entre Caminito, los conventillos y la pasión futbolera por Boca Juniors, descubrí un lugar único en el mundo.

La Boca es un barrio de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, en Argentina. Está situado en el límite sudeste de la ciudad. Su nombre se debe a que se ubica en la desembocadura del Riachuelo en el Río de la Plata. Entre otras razones, el barrio es conocido por albergar el estadio del club Boca Juniors, «La Bombonera».

¿Qué Conocer en La Boca?

1- Caminito.

Esta calle museo está colmada de conventillos de chapa, que muestran sus paredes pintadas de distintos colores.

Ubicación: DEL VALLE DE IBERLUCEA Y MAGALLANES. CABA.

Caminito es uno de los paseos más emblemáticos de la ciudad y de los atractivos imperdibles para quienes lo visitan. Con sus conventillos típicos de chapa del barrio de La Boca, que muestran sus paredes pintadas de distintos colores, es también un museo a cielo abierto de casi 150 metros de longitud. Su trazado sinuoso se debe a que sigue el cauce de un arroyo que fluyó hasta principios del siglo XX. La zona era conocido popularmente como «Puntin» (diminutivo de «puente» en dialecto genovés ).

Caminito es uno de los paseos más emblemáticos de la ciudad y de los atractivos imperdibles para quienes lo visitan. Con sus conventillos típicos de chapa del barrio de La Boca, que muestran sus paredes pintadas de distintos colores, es también un museo a cielo abierto de casi 150 metros de longitud. Su trazado sinuoso se debe a que sigue el cauce de un arroyo que fluyó hasta principios del siglo XX. La zona era conocido popularmente como «Puntin» (diminutivo de «puente» en dialecto genovés ).

Durante mucho tiempo formó parte del recorrido del ferrocarril a Ensenada (a una hora de Buenos Aires) hasta que en 1928 el ramal fue clausurado y la vía se convirtió en un callejón abandonado. Fue gracias a la iniciativa de varios vecinos, entre los que se encontraba el pintor Benito Quinquela Martín (uno de los principales benefactores del barrio y cuya obra se conmemora a través del colorido de las casas de La Boca), que en los años 1950 se recuperó el terreno para convertirlo en un paseo peatonal y en una calle museo, en la que de a poco se fueron sumando obras de distintos artistas.

En 1959, por iniciativa de Quinquela Martín, se lo bautizó con el nombre del célebre tango “Caminito”, compuesto por Juan de Dios Filiberto y Gabino Coria Peñaloza y estrenado en los carnavales de 1926.

2- Estadio de Boca Juniors.

En La Boca, el fútbol y la pasión se viven como en ningún otro escenario del mundo.

Ubicación:  BRANDSEN 805. CABA

Boca Juniors es el club del barrio de La Boca, propietario de La Bombonera, campo de juego inaugurado en 1940 y que posee una estructura en forma de herradura, con tres bandejas superpuestas y un empinado ángulo de inclinación que lo asemeja a una caja de bombones. Los escasos metros que separan el campo de las tribunas permiten una gran proximidad entre los espectadores y el juego, lo que hace que el impacto de asistir allí a un partido de fútbol se convierta en una experiencia única. La Bombonera cuenta con murales pintados en su exterior por los artistas Pérez Celis y Rómulo Macció y con uno especial, que se encuentra en el hall de entrada, obra de Quinquela Martín.

Ir a La Bombonera a ver un partido entre Boca Juniors y River Plate, los dos clubes de fútbol más populares de la Argentina, es “la experiencia deportiva más intensa del mundo” y “el número uno entre los 50 espectáculos deportivos que hay que ver antes de morir”? A pesar de que este partido se juegue solamente una vez al año, vale la pena asistir a algún otro encuentro del torneo de fútbol de la Argentina que Boca dispute en su mítico estadio.

3- Cuartel de Bomberos Voluntarios de La Boca.

En pleno corazón del barrio se ubica el primer cuartel de bomberos voluntarios del país.

Ubicación: BRANDSEN 567. CABA.

El cuartel de Bomberos Voluntarios de La Boca, ubicado en Brandsen 567, fue el primer cuartel voluntario del país. Surgió a fines del siglo XIX en un barrio de viviendas precarias de fácil combustión, principalmente habitadas por inmigrantes.

Se encontraban distantes del casco céntrico de la ciudad, comunicado por calles de tierra que se volvían intransitables con la lluvia. Ante esta situación, Don Tomas Liberti y un grupo de compatriotas, motivados por un incendio ocurrido en 1884, decidieron organizarse y lanzaron el siguiente manifiesto (escrito en italiano): “Ciudadanos: una chispa podría desarrollar un voraz incendio que reduciría a cenizas nuestras humildes viviendas de madera. Tenemos necesidad de una Sociedad de Bomberos, que en los momentos de peligro salven nuestros bienes y nuestras familias. Con tal motivo los invitamos a la reunión que tendrá lugar el domingo a las 3 de la tarde en el Ateneo Iris. El domingo entonces que nadie falte”.

Al finalizar la reunión ese 2 de junio de 1884, fue fundada la Sociedad Italiana de Bomberos Voluntarios de La Boca, primera entidad de su tipo en el país. El primer edificio que cumpliría las funciones de cuartel se ubicó en la calle Necochea, entre Lamadrid y la Av. Pedro de Mendoza, en cuyo frente se colocó un cartel que decía: “Volere e Potere” que significa “Querer es poder”. Desde sus inicios, la tarea de los bomberos fue vital para este barrio. Además de cumplir con sus funciones específicas, tuvieron siempre una notable actuación en las periódicas inundaciones ocasionadas por el desbordamiento del Riachuelo.

4- Puente Transbordador.

El viejo puente transbordador es una colosal estructura de hierro.

Ubicación:  DON PEDRO DE MENDOZA AV. 1600 CABA

Estos dos puentes que dominan la desembocadura del Riachuelo conforman la silueta característica de esta parte de la Ciudad. El viejo puente transbordador, Monumento Histórico Nacional, es una colosal estructura de hierro que se inauguró en 1914. Se lo bautizó con el nombre de Nicolás Avellaneda, presidente de la República entre 1878 y 1880. Con los años quedó obsoleto, por lo que se resolvió construir otro más acorde con las exigencias del crecimiento del tránsito urbano. Para ello fueron demolidas varias manzanas de edificación.

Las obras estuvieron a cargo de la Dirección Nacional de Vialidad conforme al proyecto del arquitecto Eduardo Rodríguez y el ingeniero Juan Agustín Valle. Cuando se inauguró en 1940, era el más importante en su género de Sudamérica.

Esta imponente obra de hormigón, de aproximadamente 1600 metros de longitud, cuenta con un tramo central metálico y levadizo, constituido por dos torres de casi 50 metros de altura. Los peatones acceden mediante escaleras mecánicas y fijas. El partido de Avellaneda, en la provincia de Buenos Aires, y el barrio de La Boca en la Capital, se unen mediante esta vía que se alza sobre las aguas del Riachuelo.

5- Museo de Bellas Artes de la Boca Quinquela Martín.

Cuenta con la más amplia colección de óleos del pintor argentino Benito Quinquela Martín.

Ubicación:  DON PEDRO DE MENDOZA AV. 1835. CABA.

El Museo Quinquela Martín exhibe la mayor colección de óleos y aguafuertes del artista homónimo, realizados entre 1922 y 1967; también obras de las corrientes figurativas del arte argentino desde fines del siglo XIX y de otros artistas boquenses. Se exhibe una colección de mascarones de proa, realizados por artesanos anónimos con técnicas trasmitidas oralmente. En su terraza se destacan esculturas figurativas de artistas argentinos, desde fines del siglo XIX hasta mediados del siglo XX.

El edificio fue donado por el propio Quinquela a su querido barrio, con el objetivo de crear en la zona un polo cultural, educativo y sanitario.

6- Museo de la Pasión Boquense.

Este museo es un espacio vivo, un ámbito interactivo donde podés conocer todo sobre el mundo de Boca.

Ubicación: BRANDSEN 805. CABA.

Para los apasionados del fútbol, el Museo de la Pasión Boquense constituye una parada imperdible. Ubicado debajo de una de las tribunas del Club Atlético Boca Juniors, este espacio ofrece la oportunidad de revivir la rica historia de más de 100 años del club y, como yapa, recorrer el famoso estadio conocido mundialmente como la Bombonera.

La visita resulta un ámbito interactivo donde el visitante, además de contemplar las camisetas de todas las épocas del club o los trofeos obtenidos, podrá sentirse actor y protagonista de la pasión, gracias a avanzadas técnicas de exhibición y trucos escénicos y lumínicos que ofrecen sus exhibiciones multimedia.

A la memorabilia deportiva se le suma una sección dedicada a Diego Armando Maradona, fotografías de las giras mundiales, además de las tres estatuas gigantes en homenaje a los ídolos del club de la rivera Diego Armando Maradona, Juan Román Riquelme y Martín Palermo.

7- Teatro de la Ribera.

Ubicado en el barrio de La Boca, ofrece variadas propuestas culturales con un estilo pintoresco.

Ubicación: DON PEDRO DE MENDOZA AV. 1821. CABA.

El mítico barrio de La Boca en Buenos Aires es uno de los puntos ineludibles del recorrido porteño. En cada cuadra hay un lugar para descubrir. Uno de los ejemplos es el Teatro de la Ribera, frente al Riachuelo, y con un pintoresco estilo que replica la arquitectura y los colores de las casas del barrio. Este centro cultural, que forma parte del Complejo Teatral de Buenos Aires y depende del Gobierno de la Ciudad, fue inaugurado en 1971 y encierra una historia con un alto valor emotivo y un personaje fundamental: el popular pintor boquense Benito Quinquela Martin. Él fue quien había donado los terrenos el Teatro al Consejo Nacional de Educación para que se desplieguen allí las más diversas expresiones artísticas. Su sueño se fue cumpliendo. Y además dejó su sello grabado. Hoy sus murales, que reflejan la vida cotidiana de los vecinos del puerto de Buenos Aires, dan la bienvenida al público en el hall de acceso. El edificio posee una capacidad para casi 700 personas: 475 ubicaciones en la platea baja y 168 en la platea alta. El escenario tiene una embocadura de 11,3 metros y una profundidad de 14 metros.

Epicentro cultural y artístico

La fuerte impronta artística y cultural que define a este barrio del Sur de Buenos Aires se percibe en este espacio multidisciplinario, que reúne alternativas para todos los gustos. Grupos que provienen del under y artistas consagrados confluyen con sus propuestas en este ámbito, donde el denominador común es la alta calidad en los espectáculos. Los chicos tienen reservado un espacio. Las obras infantiles se destacan por la puesta en escena y el elenco de actores, con guiones siempre interesantes que valora la familia completa. El Espacio Fotográfico del Teatro de la Ribera es reconocido por su nivel de exposiciones, de las que participan autores locales y del extranjero, con muestras que se renuevan constantemente. Es una parada obligada para los amantes de la fotografía, se trate de profesionales o de público en general.

A puro tango

El tango, que se respira a cada cuadra por las calles de La Boca, es uno de los ejes de las actividades que alberga el edificio con milongas, shows en vivo y exposiciones al ritmo del 2×4. De hecho, fue declarado por el gobierno porteño como sala oficial y exclusiva del tango en la Ciudad, en el marco del nombramiento del tango como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, que la UNESCO otorgó en el año 2009. ¿Un dato para tener en cuenta? Muchas de las propuestas son gratuitas y muchas otras tienen valores muy convenientes para el bolsillo de vecinos y turistas.

Dejar respuesta